SU IGLESIA YA HA PLANEADO PARA 2018?

Publicado en 07/05/19

Si usted es un Pastor o un Líder de una Congregación sabe que cada año se presentan nuevos desafíos para la supervivencia de las Iglesias. Administrar una Iglesia, sea de cualquier porte, es algo que exige organización y planificación. El inicio del año es una gran oportunidad para revisar los procesos de Gestión de la Iglesia. Este artículo pretende presentar una metodología práctica y herramientas que pueden ayudarle en la realización de esa planificación.

Entienda en qué momento su congregación:

Para realizar una planificación efectiva el Líder de la Iglesia debe hacer un diagnóstico de su congregación antes de trazar cualquier meta u objetivo. Sin la realización de ese diagnóstico todo el esfuerzo de los siguientes pasos puede ser en vano, ya que pueden estar desconectados de su realidad actual. Si por ejemplo, el Pastor salta esta fase y ya crea metas de cambiar la sede a un edificio mayor, pero la Iglesia está pasando por un escenario financiero delicado, ciertamente, ese objetivo no va a concretarse y los esfuerzos se destinarán en acciones que no proporcionarán resultados. También existe el riesgo de que su funcionamiento sea interrumpido por falta de viabilidad financiera.

Para ayudar a su Iglesia en el diagnóstico del escenario actual, preparamos grandes consejos para usted:

Algunos puntos fundamentales en el análisis de escenario de su Iglesia son:

Cantidad de miembros:

Tasa de crecimiento (número de miembros nuevos cada año con respecto al anterior)

Tamaño / capacidad de la sede

ubicación

Situación financiera

Recursos Tecnológicos

comunicación

Desarrollo de proyectos

Recursos Humanos: cantidad de empleados y voluntarios

Si usted tiene dificultades para obtener las informaciones arriba, el primer paso es repensar la administración de su Iglesia, pues tal vez esté faltando el registro de las informaciones de forma sistemática y organizada. Sin estas informaciones los rumbos de la Iglesia serán inciertos. Por lo tanto, es importante que los dirigentes respondan a las siguientes cuestiones:

¿La Iglesia está haciendo el registro financiero?

¿Hay un registro y acompañamiento de miembros?

¿Se está realizando el balance?

¿La Iglesia tiene un control de la lista de visitantes y de su conversión?

Los proyectos y eventos realizados por la Iglesia están siendo registrados?

¿La agenda de la Iglesia es planeada siguiendo una lógica de programación?

¿La Iglesia tiene cuidado del contacto con sus Miembros?

Si la respuesta para al menos 3 de las preguntas anteriores fue negativa para su Iglesia, es importante considerar que en la próxima etapa uno de los objetivos de su Iglesia para el próximo año será organizar su gestión.

Teniendo esa información en manos podemos pasar a la siguiente etapa de la planificación que es la definición del rumbo que se desea para la Iglesia.

Definición de objetivos y metas

Habiendo realizado un análisis de escenario bien completo sobre su Iglesia, ahora es posible definir a dónde se desea llegar. Antes de proseguir, vamos a empezar dejando claro la diferencia entre objetivos y metas, siguiendo con algunos ejemplos. Los objetivos son descripciones cualitativas de lo que la Iglesia pretende alcanzar, ella cuenta de manera más amplia donde la Iglesia pretende llegar. Las metas son definiciones en términos cuantitativos y con determinación de plazo.

Ejemplificando, podemos definir que el objetivo de la Iglesia es expandir su obra. Las metas relacionadas con esos objetivos, podrían ser 200 bautismos hasta el final de 2018, realizar x eventos por mes para invitados, etc. Es decir, las metas se pueden medir.

Estos objetivos y metas deben estar anotados en la planificación anual de la Iglesia. Y deben ser siempre consultados para motivar y recordar a todos los involucrados en su realización. El equipo necesita estar motivado y en constante comunicación para tener sintonía con el logro de las metas.

Una herramienta excelente para este paso de planificación es la 5W2W. Con ella usted puede detallar un plan de acción para el logro de las metas, definiendo con claridad cómo se realizará cada actividad, los recursos que serán utilizados, la persona responsable y el plazo. Esta metodología consiste en responder a las 5 cuestiones básicas:

5 W:

¿Qué (qué se hará?)

(Por qué se hará?)

¿Dónde (dónde será hecho?)

Cuando ()?

¿Quién (por quién será hecho?)

2H:

How (cómo se hará?)

How much (cuánto va a costar?)

Hemos hecho un modelo de hoja de cálculo 5W2H para ayudar en su planificación. Para descargar la hoja de cálculo es sólo hacer clic aquí.

Control y evaluación

Después de hacer la planificación debe estar accesible para la consulta durante varios momentos. Él debe ser su guía. De nada sirve realizar una planificación completa si se pierde en alguna carpeta de su computadora. Él necesita ser compartidos con los Líderes de su Iglesia. No todas las informaciones deben ser compartidas con todos los miembros y empleados, pero usted como gestor puede planear acciones separadas por departamento o por niveles de administración (estratégico, táctico, operacional). Lo importante es que la Iglesia tenga un medio eficaz de comunicarse con los diferentes sectores y acompañar los feedbacks de cada etapa de la administración.

El Pastor necesita tener una visión general de cómo está el funcionamiento de la Iglesia. Debe tener el control financiero, acompañar el registro y evolución de los miembros, controlar el progreso de proyectos y eventos. Sin ese control no hay como tomar las decisiones correctas para reevaluar las metas y mantener el crecimiento de la Iglesia.

El Sistema Prover es un sistema complemento online de Gestión de Iglesias. No es necesario instalar en un equipo. Con él es posible compartir toda la información con Miembros, Visitantes, Funcionario y demás Pastores de su Iglesia. Tenemos una plataforma completa para el control financiero, registro de miembros y visitantes, gestión de proyectos y eventos. Ofrecemos un portal de comunicación y una aplicación gratuita para todos los Miembros.